El Buho de Minerva (Palas Atenea, en la mitología griega)

El Buho de Minerva (Palas Atenea, en la mitología griega) es el símbolo de la sabiduría, pero, sobre todo, del poder. El buho siempre está posado donde se encuentra el liderazgo mundial, en territorio de la potencia dominante del planeta. Hoy está sobre el Capitolio de Washington, pero los expertos creen que ya está levantando el vuelo y que pronto se instalará en la plaza de Tien An Men, en Beijing, cuando China se convierta en el país más poderoso del mundo.

Los expertos creen que si China sigue creciendo al ritmo actual, superará a Estados Unidos dentro de unos años

Los expertos saben que el Buho de Minerva (que en realidad es una lechuza) se mueve como el sol, siempre desde Oriente hacia Occidente. Hace milenios estuvo ya en China, cuando las viejas dinastías dominaron el mundo, pero más tarde se desplazó hasta Oriente Medio y se posó en Egipto, Media y Persia. Después se posó sobre Grecia, sobrevolando Atenas, Esparta y Macedonia. De allí pasó a Roma, siempre siguiendo el rumbo del sol, y se mantuvo en la capital del Lacio durante más de siete siglos. Cuando cayó el Imperio Romano, el buho revoleteó muy rápido por Europa, en busca de un poder estable, hasta que se posó en los imperios de Carlomagno, España, Francia e Inglaterra. En la II Guerra Mundial, el buho voló hasta Washington, donde lleva más de medio siglo reposando sobre el Capitolio, presidiendo la hegemonía mundial y contemplando desde lejos la Casa Blanca.

Los expertos norteamericanos saben que el Buho vuela inexorablemente hacia Occidente, pero creen que el hombre puede retrasar el vuelo con intervenciones acertadas. Creen, por ejemplo, que la lechuza del poder mundial pudo haber permanecido mucho tiempo más en España si Felipe II hubiera invadido y derrotado a Inglaterra cuando envió la fracasada Armada Invencible, o que pudo haber permanecido mucho más tiempo en Macedonia, si Alejandro Magno no hubiera muerto tan pronto y hubiera sabido forjar un imperio sólido.

Por eso quieren impedir el vuelo del buho hacia Beijing. Los estrategas neocons aconsejan a Washington que impida ese vuelo, que derrote a China antes de que se convierta en el Imperio dominante. Consideran necesaria una “guerra preventiva” para que la lechuza permanezca más tiempo sobre el Capitolio de Washington.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s