La Conspiración Del Cáncer y Su Gran Negocio.

La mayoría de la humanidad vive engañada en todos los aspectos sin saber que existen unos dueños del mundo que son los que realmente nos gobiernan y manipulan su información a sus intereses. La conspiración médica del cáncer es algo tan evidente como que la industria farmacéutica es un negocio.
 
Los medios oficiales o y la desinformación cuando se habla de la “teoría de la conspiración del cáncer” pero quienes de verdad han investigado saben que no es una teoría y que lo que ocurre con este asunto es que una vez más no nos cuentan la verdad por puros intereses económicos.
Otto-Heinrich-Warburg
 
Una de las mayores conspiraciones que existen es la conspiración del cáncer. Tema que hemos tocado en muchas ocasiones en este blog.
 
Evidente es que los mismos que dicen de qué se debe hablar en los medios de comunicación y de qué no, en base a sus intereses, son los mismos que trabajan para la élite mundial que es la que realmente nos domina.
 
La conspiración médica del cáncer
El cáncer es uno de los mayores negocios de la historia de la humanidad y se produce básicamente por 2 causas fundamentales. La mala alimentación y el estado emocional.

El tema aquí está en mencionar lo que en más de una ocasión hemos comentado en este blog y es que esto nos es algo nuevo sino que lo descubrió el Otto Heinrich Warburg, que fue premio nobel de medicina en el año 1931 por su tesis “La causa primaria del cáncer”

Son muchas las estrellas de Hollywood, industria dominada por supuesto por la élite mundial illuminati las que hacen propaganda sobre el cáncer, con el fin de recaudar fondos que se pierden en los bolsillos de unos pocos. Este tipo de organizaciones son una verdadera estafa y lo único que sirven es para mantener la pantomima en primera plana y desinformar a la masa social.

De esto hablan con muchos datos e información muy interesante en el blog magonia.com en este artículo.

Otto ya nos avisó hace años de que el cáncer es consecuencia de un estilo de vida antifisiológico, que va en contra de la naturaleza del ser vivo y también consecuencia de un estado emocional o un determinado shock en cierto momento de nuestra vida.

Conspiración cura del cáncer en el mundo actual

En la sociedad actual, es complicado por no decir casi imposible alimentarse bien, de la misma manera que resulta casi una utopía mantenerse alejado del estrés o las emociones negativas, ya que entre otras cosas, constantemente nos bombardean con noticias alarmantes, aterradoras y nada positivas.

El aspecto emocional y su influencia a la hora de susfrir enfermedades los descubrió el Dr. Hamer, el creador de la medicina germanica. El Dr. Hamer se especializó en medicina interna e investigaba tumores cerebrales y recibiño durante muchos años el respeto y admiración de sus colegas así como la estimación de sus numerosos pacientes, poniéndose en la posición de un reputado especialista.

Uno de los hijos de Hamer fue asesinado y a consecuencia de esto 4 meses después el doctor desarrollo un cáncer en los testículos y a su vez su esposa recalló en varias enfermedades hasta que finalmente murió.

Con todo lo ocurrido el Dr. Hamer inició una investigación sobre la influencia directa que tiene el aspecto emocional en las enfermedades creando así la nueva medicina germánica.

Volviendo al ambito de la alimentación, en un supermercado común actual, es prácticamente imposible no encontrar algún alimento contaminado con sustancias químicas.

En el campo alimentario, por supuesto mención especial merece hacer lo que ya nos decía el bueno Otto Heinrich Warburg y es que el cáncer se desarrolla en el medio ácido y la cruda realidad es que la gran mayoría de la comida que se consume en esta sociedad actual es ácida. Todos los productos químicos contribuyen a producir más acidez en el organismo.

Incluso los vegetales alcalinos pierden parte de su alcalinidad, vitaminas, minerales y enzimas cuando se les añade productos químicos como herbicidas, funguicidas y demás sustancias sintéticas que alteran el estado natural de los alimentos. Y ya no hablemos de los alimentos transgénicos. En este campo tendríamos que redactar 40 artículos para hablarles de las atrocidades que hace Monsanto pero ya lo dejamos para más adelante.

Constantemente salen noticias que no son más que cortinas de humo para ocultar la realidad. Noticiasdel estilo de: “Científicos podrían haber descubierto una vacuna que cura el cáncer” o “Descubren una fruta que podría curar el cáncer de mama”. No se dejen engañar, la causa del cáncer es bien la acidosis metabólica o un estado emocional negativo determinado.

Para los escépticos les hacemos una pregunta; ¿Por qué prohíben ciertas plantas medicinales? ¿Por qué por ejemplo no se cultiva y se ofrece a todo el mundo la hoja de coca, que es una de las mejores maravillas medicinales de la naturaleza? Y así podríamos dar cientos de ejemplos de plantas prohibidas que arruinarían a las farmacéuticas.

La conspiración del cáncer se basa en la desinformación y el silencio y esto lo hace a la perfección la élite que nos domina habiendo inculcado a la mayoría de la humanidad la idea de que la única manera de curar el cáncer es con los tratamientos convencionales.

Hay múltiples estudios que nos dicen que el azúcar blanco o la harina blanca, que son productos refinados producen cáncer y sin embargo no se informa de ello y nos dicen que el cáncer es de carácter hereditario y todo un sinfín de farsas.

Del mismo modo se sabe que la quimioterapia produce la acidez extrema del organismo y de ahí que la mayoría de las personas que han desarrollado y curado temporalmente el cáncer, vuelvan a desarrollarlo tarde o temprano consecuencia de haberse debilitado enormemente su sistema inmune. Pero este tratamiento convencional es demasiado rentable al igual que la radioterapia para borrarlo del mapa.

Muchos de los médicos de la medicina convencional se niegan a someterse a quimio o radioterapia cuando padecen un cáncer aunque también es cierto que muchos de ellos viven engañados.

Afortunadamente mucha gente es consciente de toda la farsa que hay entorno a la medicina actual. Entre las personas que trabajan en el campo de la medicina está nuestro amigo Roger Larios, científico, médico especialista en medicina naturista y químico entre otras cosas, a quien entrevistamos hace unos meses en este blog. Aquí puedes ver la entrevista.

La Ley del Cáncer desde 1989 se prohibe la medicina natural y a dibulgación y difamación respecto a métodos farmaceúticos.

Y con esto terminamos el artículo de hoy. Si te ha gustado ayúdanos a difundirlo en las redes sociales.

Por cierto que aquí os dejamos para que descarguéis el documental “(La conspiración medica del cancer E.Griffin)

Y como colofón un video del gran Luis Carlos Campos de contraperiodismomatrix.com, todo un maestro en conspiraciones, en el que habla de la gran estafa del cáncer y la metástasis.

Conspiración para no curar el cáncer

División de las
células cancerosas
Fuente Wikipedia

Todo lo relacionado con el cáncer y encontrar nuevos medicamentos que lo curan es un tema de gran interés para muchas personas. Añadiéndole a este tema un toque de conspiración por parte de las grandes empresas farmacéuticas, el resultado son titulares como “Investigadores encuentran cura para el cáncer, pero no es negocio para farmacéuticas y quizá nunca vea la luz”.

En estos últimos días se han puesto en contacto conmigo varios amigos, lectores de mi blog y usuarios de twitter para preguntarme acerca de las informaciones que han saltado a la prensa sobre un medicamento que parece que puede curar el cáncer pero que al haber estado en el mercado durante ya bastante tiempo, no está sujeto a patente y no sería interesante para las grandes empresas farmacéuticas como negocio.

El supuesto medicamento maravilloso que “cura el cáncer” se llama dicloroacetato (DCA). El DCA es una molécula pequeña muy parecida al ácido acético, pero la que dos hidrógenos se han sustituido por dos cloros. Y curiosamente si le añadimos un cloro más se convierte en TCA, que es un compuesto que utilizamos en el laboratorio para hacer insolubles el ADN y las proteínas.
Dicloroacetato
Fuente:
wikipedia
El DCA no es un medicamento nuevo, sino que lleva en el mercado ya unos cuantos años utilizándose para tratar enfermedades relacionadas con el metabolismo de la mitocondria. Las mitocondrias son partes de las células que producen la energía necesaria para que la célula viva y se les ha llamado comúnmente las “plantas de energía” o las “baterías” de la célula. Esta energía en la mitocondria es producida a través de un proceso llamado “ciclo de Krebs”, que requiere oxígeno para funcionar correctamente. Sin embargo, las células cancerosas tienden a usar otro proceso más sencillo que no requiere oxígeno y que ocurre fuera de la mitocondria. La mitocondria es una parte clave de la célula ya que no solo produce energía, sino que si no funciona bien puede provocar que los procesos de muerte celular, que ayudan a que no se formen células cancerosas, se activen. Debido a que las células de cáncer “apagan” sus mitocondrias (no las utilizan para producir energía), los científicos piensan que esta puede ser una forma en que estas células evitan la muerte celular y se hacen inmortales. Así el DCA lo que hace es bloquear el proceso que ocurre en el citoplasma en sus primeras etapas forzando a las células a producir energía de nuevo a través del ciclo de Krebs en las mitocondrias.

Las informaciones que han salido en la prensa hacen referencia a un artículo publicado por el Dr. Michelakis y sus colaboradores en la Universidad de Alberta (Canadá) en 2010. Dichos investigadores ya publicaron en 2007 otro artículo en el que presentaban los resultados que obtuvieron probando este medicamento en varios cultivos celulares y en roedores. De hecho, el DCA fue capaz de hacer que los tumores en ratas crecieran de una forma más lenta y que redujeran su tamaño. Sin embargo, el DCA no fue capaz de eliminar completamente dichos tumores ni pudo prevenir que los tumores crecieran.

Estos resultados hicieron que ese año el grupo del Dr. Michelakis recibiera el permiso para empezar un ensayo clínico en humanos con 50 pacientes que tenían un tipo de tumor cerebral llamado glioblastoma. En el artículo publicado en 2010 se presentan los resultados obtenidos con 5 pacientes en este ensayo clínico de fase I. Para los que no estéis familiarizados con los distintos tipos de ensayos clínicos (los hay de fase I, II, III y IV), la fase I es en la que estudia cual es la dosis adecuada que no produce toxicidad y en ellos no se suele estudiar la eficacia.

Ya que el DCA se ha utilizado para tratar otras enfermedades, ya se sabe que puede utilizarse en humanos de una forma segura (aunque produce efectos secundarios a nivel nervioso), pero esta es la primera vez que se ensaya en enfermos con cáncer. Así a cinco pacientes con glioblastoma avanzado se les dio DCA en combinación con radioterapia, otro medicamento llamado temozolomida y ciertos procedimientos quirúrgicos. Cuatro de los pacientes estaban todavía vivos después de dieciocho meses y tres de ellos mostraron una reducción del tumor. Sin embargo, con un estudio tan pequeño (solo cinco pacientes, cuando lo normal en ensayos clínicos es de diez a veinte) es difícil saber si este efecto es estadísticamente significativo, y además como los pacientes estaban recibiendo otros tratamientos no podemos saber si el efecto producido es debido al DCA. Una cosa interesante en este estudio es que los investigadores tomaron muestras antes y después del tratamiento y vieron que el DCA estaba ayudando a “encender” las mitocondrias de nuevo.
Vista del cerebro de un paciente antes y después del tratamiento con DCA
Fuente Michelakis et al., 2010

El principal problema de este estudio es que no está claro cómo funciona el DCA. Normalmente los cánceres están compuestos por dos tipos de células: las células madre cancerosas que se dividen mucho y son resistentes a la quimioterapia tradicional, y las células cancerosas “normales” que son las que la quimioterapia mata. Los investigadores sugieren que el medicamento puede estar afectando a las células madre cancerosas previniendo así el crecimiento del tumor. De hecho otro artículo ha sido publicado recientemente (mayo de 2011) con los resultados de un estudio de la acción del DCA en cultivos celulares de otro tipo de cáncer, el neuroblastoma. En principio, este cáncer no tendría que verse afectado por el DCA por las características de sus mitocondrias, sin embargo, estos investigadores muestran que sí produce un efecto. El DCA afecta a las células del neuroblastoma de una forma similar a la descrita por el grupo del Dr. Machelakis, pero sólo a las células madre cancerosas de este tumor, no a las normales. En este estudio muestran de nuevo, que el DCA no es capaz de erradicar los tumores por completo.

Como podéis comprobar, las cosas no son tan simples como las presentan en ciertos medios de comunicación. De hecho, los cánceres son bastante complicados y para tratarlos eficazmente hay que tener en cuenta muchos factores. Por ejemplo, hay que tener en cuenta que las células cancerosas no están aisladas, sino que están rodeadas de otras células y que interaccionan con ellas. A este respecto, el año pasado se publicó otro artículo en el que se estudiaban diferentes cosas relacionadas con las mitocondrias de las células de cáncer de mama. Y este artículo es interesante porque muestran que el hecho de que las células cancerígenas “apaguen” sus mitocondrias y utilicen la glicolisis para producir energía no es cierto del todo. Estos investigadores pusieron juntas células de cáncer de mama (con las mitocondrias apagadas) y células que normalmente están alrededor de las células cancerosas (con las mitocondrias normales encendidas) y vieron que el final del experimento las células cancerosas volvían a tener las mitocondrias encendidas.

Todavía quedan muchas cosas que investigar en lo relacionado con el posible uso del DCA como medicamento para tratar el cáncer y todavía no podemos decir que va a mejorar el tratamiento de ciertos tipos de cáncer. Así que os doy un consejo. Si leéis en la prensa o en internet, o escucháis en la radio o la televisión que se ha encontrado “la cura para el cáncer” sed precavidos y no os lo creáis de primeras. Todavía hay un largo camino por recorrer y no es sencillo.

Publicado originalmente en E-ciencia.com

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “La Conspiración Del Cáncer y Su Gran Negocio.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s